top of page

Beneficios y riesgos: cómo la inteligencia artificial está transformando a la arquitectura


La Inteligencia Artificial (IA) está cambiando todos los sectores, ganando un terreno importante en la industria de la arquitectura, revolucionando la forma en que los arquitectos diseñan y construyen edificios. Para algunas personas que han conocido Chat GPT es algo nuevo, pero este sistema ya se está trabajando desde hace algunos años y una de sus características es la velocidad de crecimiento, que está confundiendo a profesionales en este ramo, así como a clientes quienes esperan una solución cada vez más adaptada a sus necesidades.


Con el uso de prompts (solicitudes que se le hacen a una máquina), los usuarios pueden obtener respuestas precisas y creativas a sus problemas de arquitectura con la ayuda de la inteligencia artificial. Sin embargo, el reto en este momento es integrar la inteligencia humana en este proceso para que la respuesta generada por la IA sea un valor agregado y no un riesgo para el proyecto. En última instancia, la combinación de tecnología y creatividad puede ayudar a la arquitectura a avanzar hacia un futuro más innovador y sostenible, siempre y cuando se tenga en cuenta la importancia de la humanización del diseño y la toma de decisiones informadas y bien fundamentadas.


En este artículo, hablaremos sobre los beneficios y riesgos de la inteligencia artificial en la arquitectura, para que los clientes que contraten arquitectos puedan comprender mejor esta tecnología y cómo puede afectar la forma en la que vemos este ramo en el futuro.


Antecedentes


En el 2018 Michael J. Crosbie entrevistó al arquitecto Imdat As sobre lo que significaba esta tendencia, así como beneficios para mejorar lo construido, así como la creación de software para personas que no son profesionales en el diseño, demostrando que la IA es una herramienta poderosa. Dos años más tarde Eric Baldwin escribió sobre los trabajos realizados en Harvard por el diseñador Stanislas Chaillou para crear proyectos generativos con estilos arquitectónicos aprendidos por IA que pueden generar planos en planta utilizando redes neuronales.


En el mismo periodo de tiempo de diferencia, Olga Saavedra publicó un artículo en Expansión Mx, donde elabora un marco explorando diferentes opiniones sobre los beneficios y riesgos de su aplicación en la Arquitectura, utilizando ejemplos como el de Matthias Kolher de la Escuela Politécnica de Zurich, quien consideró que, aunque es nuestra aliada, debe ser utilizada con ética y sensibilidad. Algunos arquitectos ya la manejan a través del Diseño Generativo como David Benjamin, fundador de The Living, aplicándolo a proyectos mediante software creado por AutoDesk, evolucionando la forma en la que se desarrollan los proyectos aumentando la productividad.


Chat GPT-4 es una muestra de cómo la tecnología está avanzando con rapidez en la creación de sistemas inteligentes que pueden aprender, analizar y generar contenido de manera autónoma, lo que supone un gran avance en la forma en que interactuamos con la tecnología y cómo nos ayuda en nuestro trabajo y en la vida cotidiana. Además de tener una versión gratuita (hasta este momento en que se publica este artículo) es un antecedente para la aplicación de nuevas tecnologías en otros campos como la arquitectura, donde la inteligencia artificial se está utilizando para mejorar y agilizar procesos de diseño y construcción de edificios, generando soluciones innovadoras y eficientes para enfrentar los retos de un mundo cada vez más complejo y cambiante.



Beneficios de la IA en la arquitectura


Una de las principales ventajas de la IA en la arquitectura es que puede acortar significativamente los tiempos de procedimientos para tareas repetitivas, como la generación de planos o el cálculo de estructuras. Además, puede ayudar a los arquitectos a generar más contenidos y a abarcar más áreas en menos tiempo, lo que se traduce en un aumento de su productividad. Esto se traduce en más clientes, más proyectos, más contenidos y mayor exposición digital.


Otro beneficio es la capacidad de la IA para sustituir personal en tareas que pueden ser automatizadas; ya no se trata de dejarlo todo con un secretario, sino ya contamos con asistentes personales muy competentes como Siri, Bing Chat, Microsoft Copilot y Chat GPT. Esto no solo reduce los costos para el arquitecto y el cliente, sino que también libera al personal de tareas tediosas y repetitivas, permitiéndoles enfocarse en tareas más importantes y creativas como el diseño conceptual, proceso en el que nos especializamos con el Arquitecto Manuel Elihú Díaz.


Pero también es interesante saber que la IA también puede generar soluciones rápidas para Predimensionar elementos estructurales o especificaciones con algunos prompts con Bing Chat, por ejemplo, quien nos puede ofrecer espesores y mostrarnos fuentes para consultar y verificar con la normatividad. Esto permite a los arquitectos experimentar con diferentes escenarios y opciones de diseño de manera más eficiente, lo que puede llevar a soluciones más innovadoras y efectivas, lo que se convierte en un agente más capacitado para su cliente.



Dibujo a mano de un proyecto de un conjunto mixto habitacional residencial.
Proceso de diseño urbano

Riesgos de la IA en la arquitectura


Lo preocupante en su implementación es conocer sobre los riesgos que deben ser considerados por todos los lectores de este artículo (y que deberían tomar nota), que irán de menor a mayor. Un riesgo importante es la disminución de la creatividad del diseñador, de hecho, ya no deberíamos llamarle así, sino un recopilador. Cuando se confía demasiado en la IA para realizar procesos creativos, el valor creativo humano puede ser eliminado, lo que puede llevar a soluciones de diseño menos innovadoras y más estandarizadas, como puede observarse en el Diseño Generativo.


Otro riesgo es la deshumanización del proceso creativo, producto de lo anterior. A medida que los arquitectos se adaptan al software de la máquina, pueden perder de vista la perspectiva humana y las necesidades emocionales de los usuarios del edificio. Esto puede llevar a edificios que son funcionales, pero no necesariamente atractivos o agradables para la gente, llamándolos “proyectos commodity” sin ese espíritu artístico de esta profesión.


La obsolescencia es otro riesgo potencial. Como la tecnología avanza rápidamente, es posible que los programas de IA se vuelvan obsoletos en poco tiempo, lo que puede ser costoso para los arquitectos o los clientes que han invertido en ellos, y prueba de ello es que algunas empresas de software como ArchiCAD, desarrollado por Graphisoft está implementando un modelo de suscripción mensual, al igual que Luminar Neo por Skylum, utilizando estos esquemas de financiación que permiten al usuario tener la versión más nueva todo el tiempo.


También hay riesgos de fraude inmobiliario debido a que los ciberdelincuentes se mostrarán como una empresa legítima, pero también un riesgo de inequidad en la competitividad, ya que algunos arquitectos tendrán meses usando esta tecnología, mientras que sectores desactualizados pueden tener dificultades para experimentarla. Además, la IA también conlleva implícitamente el riesgo de plagio de información y sobreinformación que puede confundir a los clientes y dificultar la toma de decisiones.


El futuro de la construcción y el diseño


La implementación de tecnologías como la inteligencia artificial en la arquitectura presenta tanto beneficios como riesgos, pero podemos concluir que la clave para aprovechar al máximo sus ventajas es encontrar el equilibrio entre el uso de la tecnología y la creatividad humana en el diseño y construcción de edificios. Los constructores y diseñadores deberán estar siempre junto al cliente, ofreciendo un servicio cada vez más humano, donde la experiencia profesional, la consolidación en el mercado laboral, tener una marca personal y una respetable presencia en redes sociales ya son fundamentales. El arquitecto debe ser capaz de sintetizar la sobreinformación, ofrecer precios competitivos y tener la experticia de guiar al cliente hacia las decisiones más adecuadas.


La combinación de tecnología y creatividad ha impulsado a la arquitectura hacia un futuro más innovador y sostenible. Un ejemplo de ello es el arquitecto Manuel Elihú Díaz, quien está a la vanguardia en la utilización de herramientas como Microsoft Office 365, Luminar Neo, Luminar AI, Twinmotion y ArchiCAD para el desarrollo de sus proyectos. Si eres cliente, podemos ayudarte a aprovechar el potencial de la inteligencia artificial en la realización de tu proyecto. Si eres arquitecto, podemos guiarte en el uso de estas tecnologías para estar preparado y competir en este ramo cada vez más avanzado, consulta nuestros precios de consultoría.



55 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page